Certidumbre

Algún día habré de morir
Detrás mío quedarán
estantes de libros que nunca leí
Alguien entrará a mi estudio,
alguien que me recuerda
Reconocerá una foto, una poesía
Se sorprenderá de cuánto 
me aferraba a las cosas
para no olvidar
Si de pronto me muriera
nadie moriría conmigo
Esta música que ahora escucho
por alguien más sería escuchada
Esta música existe 
más allá de mi, viva o muerta
No es por morbo que esto escribo
Es que hoy, de tan triste creo morir
Detesto perder la certeza de la vida
Luego no queda más 
que una memoria ácida
la historia de las mujeres de mi tierra
Tal vez una pasión
chispa fugaz que se escapara
(La permanencia es volcán o es rayo solar
Frente al brillo, el calor del alma)
Creamos, no como forma de vida
sino como vida hacia la muerte
Dejaremos huella o no
eso se decide con la suerte
Si muriera acaso hoy
quedarían algunos rastros míos


Publicado en:
Chiricú. Vol. 6, No. 2. Chicano-Riqueño Studies. Indiana University, Bloomington, IN, EUA, 1992

Foto de Pilar Rodríguez Aranda, 2010